Logo Otsuka Logo Lundbeck

Wearables

La tecnología que triunfa es la que se lleva puesta Los “wearables”, se tratan de dispositivos que están en harmonía con nuestro cuerpo, ya sea en forma de complemento, dispositivo implantable o prenda de ropa, permitiéndonos entre otras cosas, llevar un control de diferentes aspectos de nuestra salud. La interacción en algunos casos, se produce con solo echar un vistazo a la interfaz del wearable, que puede estar en el dispositivo, en el smartwatch o en el móvil. Como ejemplo de lo comentado anteriormente y que está de moda últimamente, encontraríamos dispositivos como Apple Watch, las deportivas inteligentes de Samsung o las camisetas que controlan el ritmo cardíaco. El consumo de la tecnología ponible crece más deprisa a escala global que en España. Los smartwatches y pulseras de actividad siguen siendo los artículos más demandados. Según el estudio realizado por la consultora IDC, en 2016 se vendieron 102,4 millones de unidades en todo el mundo, un 25% más que el año anterior y se prevé para este año un incremento del 29 % de las ventas de wearables en relación con el año anterior. La consultora expone que el sector de los wearables logrará una tasa de crecimiento anual compuesta situada en el 20,3%, lo que supone que, para el año 2020, ya se habrán introducido en el mercado más de 213,6 millones de wearables en todas las partes del mundo. El aumento de los dispositivos wearables que permiten monitorizar la salud de los pacientes ayuda a reducir los riesgos de readmisión y a prevenir traumas médicos. Según el informe de la consultora ABI Research el mercado de wearables para la monitorización de pacientes, tanto dentro como fuera de los hospitales, crecerá de 8 millones de unidades en 2016 a 33 millones en 2021. Esta categoría incluye desde monitores de presión arterial, hasta oxímetros de pulso o de vigilancia de la fatiga. Estos son algunos de los avances en dispositivos wearables diseñados para la salud:

  • Zenta, es una pulsera similar a las que miden las pulsaciones, el tiempo que andas o corres, el tiempo que descansas, etc. Pero además mide las emociones: si estás estresado, si estás tranquilo y relajado, si estás feliz, etc.
  • Spire, es un dispositivo basado en los patrones de respiración que indica cuándo te estresas, dónde te ocurre y qué estabas haciendo.
  • Thync, es un parche que trabaja el estrés y el estado emocional estimulando los nervios de la cabeza y el cuello mediante pequeños impulsos eléctricos. Dispone de dos tipos de vibraciones, las energéticas que activan la liberación de adrenalina y las relajantes que reducen el nivel de estrés.
  • Pip, wearable basado en la medición de la Actividad Electrodérmica de la piel, a diferencia de otros dispositivos, no hace una monitorización continua de las variables relacionadas con el estrés, sino que se realiza un control una o dos veces al día permitiendo su gestión a través de una aplicación gamificada.

Pero ¿son fiables los datos de los wearables? Esta es una de las cuestiones posiblemente más debatidas de los wearables que almacenan datos relativos a la salud. Éstos hacen una media de forma continuada o muy frecuentemente y envían esos datos a un sistema de almacenaje sin que seamos conscientes de ello. Normalmente el aparato que almacena los datos suele ser nuestro teléfono móvil, aunque se pueden enviar a través de internet a cualquier localización. Una vez almacenados los datos, se pueden construir gráficas o generar informes que se pueden enviar a los profesionales sanitarios. Como cualquier producto, hay diferentes calidades. Algunos wearables pueden tener unos registros muy aproximados a la realidad mientras que otros pueden dar resultados menos ajustados. Lo cierto es que la tecnología está avanzando cada vez más deprisa y, aunque casi no hay tiempo suficiente para hacer estudios que den validez a todos los instrumentos de este tipo que salen al mercado, Organismos como la FDA en EEUU, HNS en UK o la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía por mencionar algunos están avanzando para conseguir un certificado que regule y homogenice cuáles son ciertamente dispositivos wearables "saludables" y seguros”.

share via twitter share via linkedin share via email share via facebook

123
Close

Contacto

Si tienes alguna duda, comentario o sugerencia acerca de Neurociencias Online, su funcionamiento o sus contenidos, escríbenos.

* Campos obligatorios