Logo Otsuka Logo Lundbeck

Con el móvil, el cuidado de la salud en la palma de la mano

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la adherencia al tratamiento como el cumplimiento del mismo; es decir, tomar la medicación de acuerdo con la dosificación del programa prescrito; y la persistencia de tomar la medicación a lo largo del tiempo. Por tanto, se trata de una relación activa entre el paciente y el profesional sanitario, a diferencia del término “cumplimiento terapéutico” que expresa una actitud pasiva del paciente, que acepta el tratamiento que le indican los profesionales sanitarios. El hecho de que un paciente no acepte un programa de tratamiento se debe principalmente a dos factores. El más importante es la falta de conciencia de enfermedad, uno de los síntomas más comunes en la esquizofrenia o el trastorno bipolar y más frecuente que en otras enfermedades psiquiátricas. Otro factor es el que se presenta cuando el paciente acepta que está enfermo, pero lo atribuye a otra causa, negando la enfermedad mental. Según la última encuesta realizada por EsCrónicos en España hay más de 19 millones de personas (casi 11 millones son mujeres) que padecen al menos un proceso crónico. Su prevalencia se concentra especialmente en los mayores de 55 años y aumenta con la edad. Para mejorar la adherencia al tratamiento es necesario tener en cuenta las herramientas tecnológicas, ya que ayudan al paciente y al profesional sanitario a conseguir el resultado preventivo o terapéutico deseado. Y más ahora que gracias a los teléfonos móviles, se ha conseguido poner la sanidad en la palma de la mano. Es lo que se conoce como la eHealth o prestación de servicios sanitarios o de información relativa a la salud a través del uso de dispositivos móviles, cuyo uso al servicio del paciente, especialmente los crónicos, es clave para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, aportando ventajas en relación con la monitorización de pacientes crónicos, la mejora en la adherencia de los pacientes a la terapia o disminuyendo la distancia entre paciente y profesional sanitario, con los consiguientes ahorros de costes para el Sistema de Salud y el aumento en el grado de satisfacción de los pacientes. Hay apps para móviles o tablets que pueden ser un gran aliado para los pacientes, ya que les ofrecen herramientas que les ayudan a conseguir el resultado preventivo o terapéutico deseado, por ejemplo, recordemos algunos proyectos que se presentaron en “Meet the Expert
  • REM Volver a casa, es una app desarrollada por un equipo de Psiquiatras y Psicólogos clínicos basada en Midfulness o Atención Plena, que propone una enseñanza guiada para un entrenamiento gradual a través de 8 etapas con el objetivo de mejorar la habilidad mental permitiendo dirigir la atención al momento presente.
  • Proyecto SIMPLe liderado por el Dr. Eduard Vieta del Hospital Clínic (Barcelona), proporciona a los pacientes diagnosticados de un trastorno bipolar una herramienta para el registro constante de su estado de ánimo al tiempo que recibe mensajes psicoeducativos personalizados para mantener su estabilidad.
  • RADAR-CNS es un proyecto de investigación europeo destinado a monitorizar afectados por depresión mayor, epilepsia y esclerosis múltiple mediante smartphones y wearables. Con el objetivo de desarrollar un nuevo paradigma basado en la predicción y la prevención.
Algunos Organismos, Sociedades y Colegios Farmacéuticos están promoviendo el uso de herramientas tecnológicas para ayudar a los ciudadanos con su salud. Por ejemplo, la web “Cat@Salud la meva salut” del Servicio Catalán de la Salud (CatSalud) ofrece a los ciudadanos acceso a su historial médico a través de un ordenador o desde el móvil permitiéndoles acceder en cualquier momento y lugar a sus planes terapéuticos y a las pautas de administración sin necesidad de acudir al médico. Estos planes, cuentan con un código de barras digital con el que los farmacéuticos pueden dispensar al cliente el fármaco correspondiente sin tener que presentar la receta en papel. La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) defiende el papel de las nuevas tecnologías para mejorar la adherencia terapéutica. Tal y como explicó, durante las III Jornadas de la Adherencia al Tratamiento: “Creemos que es clave medir la adherencia, utilizando no solo los procedimientos clásicos como es la entrevista con el paciente, sino introduciendo además las nuevas tecnologías como son por ejemplo los dispositivos que controlan la administración de medicamentos”. También existen métodos tecnológicos indirectos que facilitan la adherencia a los tratamientos como la utilización de los sistemas MEMS que registran las aperturas del envase o el método fabricado recientemente por la compañía estadounidense Proteus Biomedical que informa si el paciente toma o no el medicamento mediante en un sensor comestible, que va añadido al revestimiento de la cápsula o gragea, y con un lector que se pega como una tirita a la piel que recibe los datos del sensor. El objetivo de introducir las nuevas tecnologías en el tratamiento de pacientes crónicos pasa por mantener a las personas en una situación estable el mayor tiempo posible. Mejorar la calidad de vida de estos pacientes, así como ofrecer las mejores herramientas tecnológicas, se convierten en desafíos prioritarios en la transformación hacia un sistema de salud conectado, personalizado y centrado en las personas. Del mismo modo, la utilización de estas tecnologías favorece el autocuidado, la responsabilidad, la adherencia al tratamiento y una gestión eficiente de los recursos. ¿Crees que es posible innovar en adherencia en enfermedades crónicas a través de la eHealth? ¿Cuáles crees que podrían ser los beneficios y las limitaciones de la aplicación de la eHealth en la adherencia al tratamiento en pacientes con enfermedades crónicas?  

share via twitter share via linkedin share via email share via facebook

123
Close

Contacto

Si tienes alguna duda, comentario o sugerencia acerca de Neurociencias Online, su funcionamiento o sus contenidos, escríbenos.

* Campos obligatorios