Logo Otsuka Logo Lundbeck

¿Cómo influyen las redes sociales en la relación con los pacientes?

Las redes sociales y Google han democratizado la información, se genera tan rápido y se comparte tan fácilmente que, en ocasiones, es difícil discernir lo que realmente es cierto. La salud también se ve afectada por la “infoxicación” que ha traído la era de Internet: remedios milagrosos y falsos mitos se mezclan con información veraz, de calidad y contrastada. Facebook o Twitter son las redes sociales más populares, hace más de 10 años que irrumpieron en el día a día de miles de personas. Con ellas llegaron las nuevas maneras de relacionarse con el entorno y de acceder a la información. Compartir una imagen, una canción o una noticia, depende sólo de un clic. Según una encuesta realizada por Solomon McCown sobre la adaptación del sector salud a la era digital, el 41% de los encuestados afirma que los medios sociales influyen en su elección de hospital o de médico. Podemos deducir entonces que tu presencia en redes sociales puede influir en las decisiones que toman los pacientes a la hora de confiar en nosotros como profesionales sanitarios, por lo que la creación de un perfil social que esté cuidado y sea de calidad contribuirá a tu imagen de credibilidad y de accesibilidad.   Internet, información sobre salud más allá de la consulta El estudio sobre redes sociales realizado por We Are Social apunta que en 2016, de los 46,9 millones de habitantes de España, casi la mitad, unos 22 millones, cuenta con perfiles en las redes sociales. Además, cada usuario dedica una media de 1,36 horas al día en ellas, 35.040 minutos al año. Muchos de estos minutos son dedicados a buscar información sobre salud. Por un lado, el 52% de la información que los usuarios buscan en la red tiene relación con una enfermedad. Los siguientes temas son alimentación, hábitos saludables y medicamentos. Por otro lado, casi la mitad de estas búsquedas se realizan antes de pasar por la consulta del médico, así que el futuro paciente tiene inquietudes por conocer su estado de salud y busca información con la finalidad de llegar a la consulta del médico con cierto conocimiento. Otro de los usos de las redes sociales por parte de los pacientes es conocer la evolución de otros pacientes, pedir consejo o intercambiar información sobre el tratamiento o la enfermedad que padecen.   Información de calidad Ante tanta información en la red y necesidad de los pacientes de acceder a ésta, se crea la necesidad de la creación y el filtrado de la información por parte del profesional sanitario, que asegure que el paciente va a recibir una información veraz. En muchas ocasiones, las dudas expuestas por los que asisten a la consulta se corresponden con las principales búsquedas en Internet, lo que hace obligatorio que el especialista sanitario tenga que valorar y gestionar aquella información que vaya a proporcionar a sus pacientes a fin de cumplir los objetivos de estos. Por esta razón, el especialista sanitario sabe de primera mano qué interesa y qué va a buscar un paciente involucrado (empoderado) en la gestión de su salud. Ofrecer información más allá de la consulta permite al profesional sanitario conectar y acercarse a los pacientes en un medio en que se mueven como pez en el agua: Internet y las redes sociales, allí donde buscan despejar sus dudas sobre su salud. Pero ¿de qué manera pueden ayudar las redes sociales?

  1. Blogs especializados. Los blogs son herramientas de consulta donde un médico puede ofrecer información y respuestas a las dudas más frecuentes de sus pacientes de una manera profesional y fiable. Siempre manteniendo la confidencialidad, el conocimiento surge de la consulta al especialista, y se hace cada vez más accesible. Por ejemplo, el Dr. José Valdecasas y la Enfermera Amaia Vispe vuelcan en su blog “postpsiquiatría” reflexiones sobre las enfermedades mentales. También encontramos el blog del Dr. Romeu formado por un grupo de psiquiatras y psicólogos de Barcelona. En él tratan temas relacionados con la psiquiatría, la neuropsicología o la neurología. También reciben comentarios de sus pacientes, contribuyendo así a construir su reputación online. Otra de la ventaja de los blogs es que la información es permanente por lo que el paciente siempre puede acceder a los artículos cuando se le presente una duda. En nuestra píldora informativa sobre blogs tienes todo lo que necesitas para crear el tuyo y empezar a ser un referente en tu campo.
  2. Twitter. La red social de la inmediatez. En ella se crean comunidades de profesionales, debates y se ponen sobre la mesa novedades médicas. Existen numerosas cuentas de sociedades científicas y revistas médicas de las que compartir información y aprender: ActivaMent, Salud mental España, Revista Neurología… Twitter te permitirá, como profesional, escuchar tendencias y conocer, sin filtros, cómo los pacientes viven su día a día, a quién recurren para informarse, cómo se expresan, etc…

Para tener un perfil profesional de calidad, tienes nuestra píldora informativa sobre twitter.

  1. LinkedIn. La visibilidad de los médicos en esta red social de profesionales tiene un doble beneficio: para ellos, prestigio y reconocimiento, para las clínicas y centros donde trabajan, visibilidad y reclamo para los pacientes. LinkedIn será el escaparate de su actividad profesional. Además, el profesional sanitario podrá participar en fórums y grupos con otros especialistas.
  2. Facebook. En Facebook también encuentran sitio las asociaciones para pacientes que organizan talleres, conferencias sobre las diferentes enfermedades, jornadas de concienciación, formación o encuentros para asesorar a cuidadores. Por ejemplo, la Federación Alcer, especialista en la lucha contra las enfermedades del riñón, utiliza Facebook para promover sus campañas de concienciación como “Da un golpe a la poliquistosis”, informar de jornadas y difundir información relevante sobre las enfermedades del riñón. Otro ejemplo del uso de las redes sociales como altavoz de información sobre una enfermedad es AMAFE, la Asociación Madrileña de Amigos y Personas con Esquizofrenia, que se centra en el bienestar y la calidad de vida de las personas que sufren esquizofrenia y también de sus familiares.

Facebook utilizado de manera profesional por un médico:

  • Posibilita difundir el contenido propio. Es decir, todo aquello que el profesional pueda crear en su blog, puede ser expuesto al mundo en Facebook para llegar a más gente.
  • Formar parte de comunidades especializadas. Como en Twitter o Linkedin, en Facebook se pueden encontrar grupos de discusión para compartir conocimiento y mostrarse como un referente en el campo de la medicina.
  • Cercanía. Poner cara a un equipo médico es importante para generar confianza, tranquilidad y accesibilidad. El médico es alguien cercano que está a tu alcance para acompañarte en el proceso. Por otra parte, si además muestras las instalaciones y el personal, el paciente podrá visualizar cómo y dónde van a tratarlo.

  En definitiva, el profesional sanitario y el entorno del paciente, gracias a Internet y a las posibilidades que ofrece, puede convertirse en un ‘puente’ de comunicación entre sus conocimientos y las paredes de la consulta, centro de salud u hospital. Este “puente” de comunicación puede ofrecer información transparente, eficaz, veraz y fiable que contribuya a posicionar al profesional sanitario como experto y cercano al paciente y su entorno.   Referencias

share via twitter share via linkedin share via email share via facebook

123
Close

Contacto

Si tienes alguna duda, comentario o sugerencia acerca de Neurociencias Online, su funcionamiento o sus contenidos, escríbenos.

* Campos obligatorios